Antonio Davis va con Spurs; hoy el sexto juego de la NBA

La Especial ” Pizza Tanjarina ” la más pedida! Tanjarina Café Villahermosa

Fernando Islas.-Al otro lado de la línea se escucha la voz cavernosa de Antonio Davis (Oakland, California, 1968). El hombre de 2.06 metros de altura y poco más de cien kilos de peso saluda y acepta charlar con Excélsior a propósito de las Finales de la NBA entre el Heat de Miami y los Spurs de San Antonio. Retirado desde 2006, Davis observa a sus viejos rivales desde la barrera, pero también se asombra por la calidad que han mostrado estrellas emergentes, como los otros tres grandes de San Antonio: Danny Green, Gary Neal y Kawhi Leonard.

“Yo diría que esos chicos han sido muy importantes en el éxito de San Antonio, porque cuando se habla de sus tres grandes (Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili) hay que ver algunas ocasiones en que esos jugadores permanecen más tiempo en la banca y los otros tienen una producción importante sobre la duela. Cuando ves jugar a Danny Green y volteas a ver lo que tiene Miami en la banca, piensas de inmediato que eso debe ser un factor decisivo.

Las Finales se reanudan hoy en Miami, a donde los Spurs llegan con ventaja en la serie
(3-2). Davis, que jugó 93 partidos de playoffs en 13 temporadas en la NBA, considera, como dictan los clásicos, que la aportación de los jugadores de banca será la clave para alzar el campeonato.

“Gary Neal ha metido muchos puntos (48 en cinco juegos), y ningún equipo cuenta con esa cantidad de puntos de un jugador que venga de la banca. Esa es la ventaja que le veo a San Antonio. Gary Neal me ha sorprendido. No sabía que lo hiciera tan bien, que tirara tan bien a la canasta; no sabía que lo pudiera hacer bien en todos los partidos; también me ha sorprendido el desempeño de San Antonio y todo su plan de juego. Puedes decir que ejecutan todo lo que se proponen en cada partido”, refiere.

Por un lado, se le plantea a Antonio Davis, está la intensidad defensiva de los Spurs. Por el otro, da la impresión de que
LeBron James es todo para el Heat.

“San Antonio tiene grandes cualidades y ha creado sistemas para marcar a LeBron, entonces ven a qué otro jugador le dejan hacer los tiros, quién intenta penetrar, en qué parte van a dejar al rival hacer los tiros y cosas por el estilo; ellos están controlando ese juego defensivo, pero diría que
LeBron hace muchas cosas en la duela. Es el mejor de Miami; marca al mejor jugador rival, captura rebotes, anota puntos, funge como líder todo el tiempo, pero eso es mucho para un solo hombre, y el basquetbol es un juego de equipo en el que todos deben avanzar y jugar mejor.”

Del lado de los Spurs está el veterano Tim Duncan, basquetbolista de élite con 16 años de experiencia a quien Davis enfrentó en muchos partidos.

“Para detener a Duncan se le debe obligar a que reciba el balón donde él no quiere. Le gusta atacar por el flanco izquierdo, acomodarse y disparar apoyándose con el tablero, y también le gusta probar desde la zona de tiros libres, así que hay que procurar incomodarlo para que no reciba la pelota tan fácil. Si se hacen esas dos cosas, se le limita”, señala.

Con cinco años como coach del Heat, Erik Spoelstra enfrenta a su colega Gregg Popovich, con 17 años al frente de los Spurs. Demasiada diferencia para Davis.

“Lo he dicho todo el tiempo en estas Finales. Cuando ves a los entrenadores, Popovich tiene demasiada experiencia. Si ves a los equipos que jugaron estos playoffs, exceptuando a Denver, cuyo coach es George Karl, Popovich definitivamente tiene un extenso camino recorrido en la NBA, y eso es clave.”